Archivo de la etiqueta: como barnizar un mueble

muebles de madera barnizados

Obtén un acabado de pintura fino en muebles

Renovar muebles de madera es una actividad de bricolaje muy común en casa. Así que no te detengas si deseas que las sillas de tu comedor o tu vitrina adopten una nueva y renovada imagen. Si será la primera vez que realizarás un proyecto similar, aquí te diremos cómo obtener un acabado de pintura fino en muebles.

Materiales

  • Papel de lija, granos múltiples de medio a ultrafino
  • Pintura
  • Rociador de pintura
  • Vacío
  • Paño de tachuela
  • Lijar esponjas
  • Acabado protector de poliuretano, policristalino o cera selladora

Preparación de la superficie

Comienza lijando muy bien tu pieza. Toda la pintura del mundo no puede cubrir la madera en bruto. Esta acción también debes de realizarla si solo brindarás una actualización, como barnizar un mueble.

Te recomendamos usar madera de calidad, ya que hace que el lijado sea mucho más fácil. Si cuentas con madera más áspera, comienza con un papel de lija de grano medio. Luego, baja a un grano fino y siempre termine con un grano extra fino.

Lija en la dirección de la veta, prestando atención a los detalles.

Una vez que toda la pieza esté lijada, aspírala para eliminar el polvo, los escombros y el aserrín.  Después de que la superficie de la madera se haya aspirado y parezca limpia, utiliza un paño antiestático para recoger las partículas finas de polvo de la madera.

Primera capa

Para usar el rociador de pintura, comúnmente deberás diluir la pintura. Sin embargo, te recomendamos seguir las instrucciones del producto, ya que en ocasiones no es necesario diluir.

También puedes determinar si tus pinturas deben diluirse mediante una prueba de goteo muy simple. La pintura debe pasar por el recipiente específico del rociador en 25-40 segundos para estar lista para usar en el pulverizador.

Si estás usando una pintura a base de agua, puedes diluirla solo con agua. Si estás utilizando una pintura a base de aceite, deberás usar un medio a base de aceite que sea recomendado por la pintura que elijas.

Cubre completamente toda la superficie de tu pieza con pintura. Ten en cuenta que la pintura se empapará un poco en la madera. No apliques una capa más gruesa para la primera; deja que seque y sigue con el siguiente paso.

Segunda y tercer

Después de que se haya secado la primera capa, debes usar un papel de lija de grano fino y lijar toda la superficie a mano. Utiliza esponjas de lijar para este paso, ya que facilitan el acceso a las esquinas, porque la superficie de lijado está en los 4 lados de la esponja. Pasa la palma de tu mano sobre el mueble para ver si se siente suave al tacto.

Aspira todo el mueble como lo hiciste anteriormente. Luego, agarra el paño antiestático y elimina el polvo adicional de la superficie.

Para la segunda (y tercera) capa de pintura, diluye la pintura hasta obtener una consistencia más fina.

Cubre todo el mueble con una segunda capa de pintura. Debe haber muy pocas o ninguna mancha cuando termines esta capa.

Después de que la segunda capa se haya secado, repite el lijado manual, la aspiradora y el paño pegajoso como antes.

Para la última capa, diluye la pintura de la misma manera que lo hiciste con la segunda capa y cubre toda la pieza. Después de esta capa, la superficie debe verse lisa y uniforme.

Barniza con un acabado protector

Por último, brinda un lijado manual muy ligero con la esponja lijadora ultrafina. Normalmente, cuanto más brillante sea el barnizado, más fácil será limpiarlo. Regularmente se utiliza un acabado satinado o semibrillante para muebles en la cocina y el baño.

Si quieres más protección en tus muebles, usa un revestimiento protector de policrilato o poliuretano. Ten en cuenta que el poliuretano se vuelve amarillo con el tiempo, por lo que no es una buena idea usarlo en pintura blanca o de color claro. En su lugar, usa policrilato para estas pinturas de colores más claros.

Si estás utilizando lacre, aplícalo con una brocha y luego limpia el exceso. Si estás usando una capa de polietileno, con una brocha o un rociador de pintura de alta calidad, aplica una capa a todo el mueble y deja que seque.

Si necesitas una segunda capa, querrás lijar, aspirar y pintar la pieza en capas. Esto asegurará un acabado muy fino.

Un acabado de pintura adecuado hará que todas tus piezas resistan la prueba del tiempo. Con estos pasos para obtener un acabado de pintura fino en muebles podrás quedar maravillado con los resultados que obtengas.

También puede interesarte: Ventajas y desventajas de las terrazas compuestas.