Archivo de la etiqueta: Hazlo tu mismo

niña acercando su comida al papel tapiz

Cómo limpiar el papel tapiz de tus paredes

¿Estás pensando cambiar el papel tapiz de tu habitación? Espera un momento, tal vez solo necesites realizar una buena limpieza. Saber cómo limpiar el papel tapiz correctamente es clave para no arruinarlo y no tener que renovar las paredes con demasiada frecuencia. Hazlo tú mismo con la siguiente guía para limpiar el papel tapiz de tus paredes.

Identifica tu papel tapiz

Si tu papel tapiz parece ser de vinilo o acrílico, es lavable; si tiene un brillo decente, al menos debería poder limpiarse con esponja. Si tiene un aspecto delicado o está pintado con papel de revestimiento, procede con precaución.

Retira el polvo en seco

Hacer esto una vez a la semana con un plumero telescópico, o con el cepillo suave de tu aspiradora significará que el polvo y las telarañas no se acumularán. Combinado con la grasa de cocinar o de los dedos, este polvo casi invisible se pegará rápidamente a la suciedad.

Materiales que usarás

Necesitarás un balde, un suministro de agua tibia, un lavavajillas de buena calidad y una esponja limpia y suave. Evita la lejía o las soluciones de limpieza agresivas. De igual manera, no uses productos abrasivos como los cepillos de cerdas duras, ya que pueden ser demasiado ásperos para este trabajo.

Simplemente vierte un poco de detergente en el agua, mezcla bien y listo.

Recuerda que demasiado detergente puede atraer suciedad y dejar manchas. Te recomendamos elegir un detergente transparente en lugar de uno verde, amarillo o de cualquier otro color.

Realiza pruebas antes de empezar

Busca una parte no visible de la pared, tal vez detrás de un sofá, y prueba la solución de limpieza para evitar daños costosos. Esto también te dará la oportunidad de practicar el acercamiento al agua, ya que mojar demasiado el papel tapiz puede dañarlo más.

Limpia de arriba hacia abajo

Comienza en la esquina superior izquierda y limpia la pared con agua jabonosa con movimientos suaves hacia abajo. Ten cuidado de no aflojar o rasgar los bordes que se unen.

Los movimientos suaves hacia abajo serán lo suficientemente efectivos para limpiar la mayoría de la suciedad y las manchas.

Después de limpiar una tira, usa el balde lleno de agua limpia, con un trapo limpio, para eliminar el exceso de jabón. Limpia de arriba a abajo para evitar goteos y trabaja a lo largo de la pared de izquierda a derecha. Enjuaga las esponjas y cambia el agua con regularidad.

Seca con una toalla o trapo seco suave

Seca cada sección con una toalla limpia y  sobre las marchas. El uso de una toalla absorberá suavemente cualquier resto de humedad y limitará el riesgo de marcas de agua.

Estos pasos para limpiar el papel tapiz de tus paredes te ayudarán a no tener que invertir en una nueva renovación para tu habitación. No olvides compartirnos tus recomendaciones y experiencias en los comentarios.

También puede interesarte: Adorna tu casa con series de luces LED.